Eurobits Blog

La disrupción como oportunidad: agudizando la respuesta al nuevo panorama bancario de PSD2

17 julio, 2019

PSD2 es y será una fuerza disruptiva importante para el sector bancario, un cambio forzado al modelo de Open Banking para todas las entidades europeas. La implementación de esta Directiva revisada de servicios de pago se convertirá en una realidad el 14 de septiembre de 2019, cuando se introducirán nuevos requisitos para la autenticación de transacciones y pagos en línea según lo establecido en la RTS.


Un impulso a la competitividad y a la innovación


PSD2 fue inicialmente concebida para fomentar la diversificación, estimular el crecimiento y la competitividad, fortalecer la transparencia y reducir costes para usuarios y consumidores en un ámbito más amplio que su predecesor, la primera Payment Service Directive (PSD).
La creación de este nuevo ecosistema para todos los actores involucrados en la oferta o facilitación de servicios financieros tiene el potencial de moldear las experiencias bancarias de los próximos años. Los bancos ya no sólo competirán entre sí, sino que tendrán que enfrentarse a nuevos proveedores de servicios financieros, teniendo en cuenta que aspectos como la información relativa a cuentas y pagos de los clientes van a ser determinantes en esas nuevas interacciones bancarias.
No obstante, la Directiva PSD2 está preparada para fomentar el papel de los bancos al sentar las bases acerca de cómo deben llevarse a cabo estas nuevas interacciones. Los clientes y las empresas seguirán colocando su dinero de manera segura en la cuenta corriente de su banco, y llevarán a cabo parte de la administración del mismo a través de Proveedores de Servicios (TPP).
A través de las Interfaces de Programación de Aplicaciones (API) abiertas y establecidas por los bancos, además de unificadas en una plataforma global, los nuevos Proveedores de Servicios (TPP) podrán tener acceso a datos previamente inalcanzables para ellos, y esta circunstancia les permitirá ampliar la capacidad de implementar servicios innovadores, beneficiándose asimismo de la infraestructura bancaria existente, así como de los robustos estándares de cumplimiento normativo de los propios bancos.


PSD2 y Open Banking: ¿Amenaza u oportunidad para los bancos?


En un contexto europeo donde los números de penetración de la banca móvil confirman año tras año una tendencia creciente y constante, la Directiva PSD2 se percibe como un paso positivo para llegar a nuevos clientes y fija las condiciones para implementar avances tecnológicos.
Con esto en mente, los bancos se están preparando para entender las amenazas a las que se enfrentan en este panorama cambiante. La magnitud y la celeridad de su reacción definirán aún más cuán relevantes serán para sus clientes. En ese sentido, es innegable que una rápida adaptación contribuirá en gran medida a descubrir formas alternativas para retener clientes y atraer ingresos.
De hecho, el acceso a las API puede implicar tanto una pérdida de ingresos como la apertura de nuevas vías de monetización. El desarrollo de nuevas API, más allá del alcance de PSD2, puede abrir aún más los datos bancarios que serán aprovechados por los TPP.
Algunos bancos ya han explorado dichos caminos, como ofrecer servicios de proveedor de Iniciadores de Pagos (PISP) y de proveedor de Servicios de Información de Cuentas (AISP, por sus siglas en inglés) a sus propios clientes, lo que tiene un potencial ilimitado para simplificar la banca y consolidar lealtad del cliente. Las API y las integraciones de servicios adicionales de terceros pueden definir cómo se gestiona el dinero a partir de ahora.
A largo plazo, los objetivos y regulaciones de PSD2 ayudarán a consolidar un mercado europeo de pagos que permitirá a los bancos y a los TPP por igual escalar fácilmente sus servicios. Sin embargo, esto debe implementarse bajo una legislación muy clara, que es una de las principales preocupaciones del sector. Las nuevas integraciones y los servicios de valor agregado no solo satisfarán las necesidades de pago de los consumidores, sino que también les ayudarán a entender sus finanzas y a tomar decisiones mejor informadas.


La seguridad en un nuevo entorno financiero digital con PSD2


A partir del 14 de septiembre, la Autenticación del Cliente (SCA) se convertirá en el nuevo estándar. Sin embargo, todavía hay muchas cuestiones sin interpretación con respecto a la seguridad de dicha transición. PSD2 promete brindar a los usuarios una mejor seguridad por parte de los bancos y también de los TPP y sus respectivos servicios, que en última instancia se integrarán en un marco seguro uniformizado.
El desafío es, como mínimo, doble: los bancos deberán exponer API robustas de calificación industrial, pero también garantizar que los datos estén protegidos. Los clientes exigirán una seguridad completa para sus datos a medida que los bancos abran el acceso a la infraestructura. El cumplimiento se convierte en un factor clave para todos, especialmente para los TPP, ya que es el aspecto determinante de ganarse la confianza del consumidor, especialmente para los nuevos jugadores.
Un mercado con menos barreras gracias a PSD2 permitirá a los clientes elegir fácilmente nuevos proveedores de servicios financieros y servicios bancarios específicos entre aquellos competidores que irrumpan en el sector, incluyendo startups Fintech y bancos emergentes. En este nuevo mundo del Open Banking, recabar el consentimiento respecto a los datos de los clientes ya no será un obstáculo.
Teniendo eso en cuenta, los bancos deben confiar cada vez más en empresas especializadas para construir infraestructuras y API personalizadas para ellos. Gracias a estas plataformas integrales, los bancos serán capaces de proporcionar un servicio compatible al cien por cien con PSD2 mediante el uso de medidas basadas en la tecnología de vanguardia e innovaciones del estado de la técnica al tiempo que reduce los costes de infraestructura informática debido a los requisitos de seguridad mejorados y el acceso abierto a la sus API. Esto sitúa a los bancos en una posición privilegiada para ganar una ventaja competitiva, centrarse en una estrategia enfocada al cliente y perfeccionar así la experiencia del usuario.

¿Nos haces una visita?
Conecta con nosotros
+34 91 708 03 00